Ilusiones del futbol

“Tras muchos años en los que el mundo me ha brindado innumerables espectáculos, lo que finalmente sé con mayor certeza respecto a la moral y a las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol” Albert Camus

Quizá después de haberse levantado de las guerras, Alemania ya no sepa llorar en las derrotas; sin embargo, cuando México le ganó a Alemania, me ericé, y no pensé en Amparo Grisales sino en el escritor Eduardo Galeano, ¿Qué diría?.. También recordé a Albert Camus, futbolista y escritor, cuya niñez transcurrió en los barrios pobres de Argel. Camus al escribir, rescataba la idea de la libertad individual en su obra, y el desafío que representan los problemas que se plantean en la conciencia humana.

camus-bb-albert-camus-eb-1930-cuando-era-guardameta-del-equipo-de-futbol-r-u-a-en-argel
Albert Camus -1930- cuando era guardameta del equipo en su colegio.
Fotografía tomada del blog de Valentín Roma – Todo lo veo negro

El fútbol nos ayuda a disolver problemas, y el mismo dijo eso que todos sabemos, no sé si los hinchas del Pereira, pero si por Colombia. Siento un estúpido deseo de llorar en cada derrota. Albert Camus.

Descubrí a Camus, premio Nobel de literatura 1957, cuando mi profesor Virgilio Palacio me regaló la novela La Peste en los mismos años cuando Colombia empató con Rusia 4 a 4, ese día del gol olímpico de Marcos Coll que añora Gustavo Colorado en el mundial de Chile; en esos días, el portero del equipo en el Seminario, Cristóbal Correa, le decíamos el Loco, lo trastornaba el fútbol y en su frenetismo tocaba las manos de Dios, él me dijo que amaba a Albert Camus porque fue portero en el equipo de su colegio y en Francia jugó como guardameta en el equipo de Montpensier, no es el Montpellier donde nos embrujó el fútbol del Pibe Valderrama, quien hacía poéticos los momentos del gol, como lo dijo Pier Paolo Pasolini.

futbol-arte-5
Andy Wharol dedicó este arte a su máximo Pelé ídolo, Pelé

Años después, sentí la majestad del fútbol en Quinchía, doña Otilia Taborda me habló de cuando el hermano José María Torti Soriano, quien nació en San Fernando de Cádiz, España, llegó a la solución de la violencia en que se hallaba este hermoso municipio. El misionero traía un balón y organizó a los hombres, enseñó a reemplazar las armas por el fútbol  y generó cuadrillas que dejaran la pelea por un poder teñido de rojo o azul; Prefirieron la palabra de Torti, equipos de fútbol y vestidos multicolores de  uniformes que encarnaron barrios y veredas. La violencia se transformó  en el ritual de los equipos que luchan por la defensa de sus territorios en un simbólico campo de fútbol. Los líderes comunitarios que me explicaron aquella realidad me generaron la pregunta. ¿En qué radica la magia sublime del fútbol?, Torti lo sabía  porque en 1970 se trasladó a Pelaya, Cesar, donde también es recordado como un transformador social. 

colegas
Colegas. Fotografía de Marino Soares – educador de Gijón-España

El arte de la guerra se aplica en el fútbol. “cuando se gana una batalla mediante una estrategia, esta nunca se repite, va adaptando su forma a cada circunstancia particular” ( Sun Tzu)

El ser humano es histórico, territorial y ritual, la guerra es ritual y por eso los guerreros primitivos se disfrazan y visten exóticos para el combate y en la modernidad los ejércitos y grupos alzados se uniforman. El futbol tiene un valor simbólico y ritual, los equipos se enfrentan con atención a reglas y arbitraje, cada quien forma equipo y defiende su territorio. Los aficionados son el pueblo y surgen tanto coros como barras bravas.

El campeonato mundial que presenciamos durante estos días hace olvidar conflictos y toda la tensión del mundo se transforma en una fiesta. Estanislao Zuleta escribió un ensayo sobre la guerra donde asegura que “la guerra es una fiesta”  y el fútbol futbol tiene un juego de piernas e inteligencia que humaniza esa fiesta.

 

 

 

Anuncios

Autor: guillergalo

Soy de Marsella - Paisaje Cultural Cafetero de Colombia. Publicaciones EL CONGAL. Diáspora y bordado. Narración histórica de genealogías, historias de caminos limítrofes entre El Cauca y Antioquia del Siglo XIX, la cultura, violencia, migraciones, movilidad social hacia las ciudades y los países. "RITMO AROMA Y TIEMPO DE PALACÍN" Premio Nacional de Novela "Ciudad de Pereira" año 2015. El recurso epistolar le da un nuevo sentido a su configuración literaria. Su estructura narrativa es sólida, propone un viaje mental y de lectura apasionante. Una serie de voces y personajes con un sentido poético profundo. Es el tema de la búsqueda de las raíces y de la genealogía en su universo complejo y conmovedor de la condición humana. DOS SIGLOS entre casas, montaña, poblados, violencia y una ciudad de salsa. Historia de emigrantes de Italia, se establecen en El Tolima y El Cauca, se reproduce en Chinchiná y Marsella, descendientes en el Valle a donde llegan a los edificios de la Plaza de Caicedo a conocer los ascensores y tragarse la ciudad, como el momento cuando los Buendía descubren el hielo en Macondo. TACALOA viento su sueños. Nueve narraciones en un mundo de aconteceres cuando las realidades del mundo de la zona cafetera del Colombia fueron contadas tantas veces que se hicieron fantasía.

9 comentarios en “Ilusiones del futbol”

  1. sí, es cierto que a nivel digamos psicológico el fútbol tiene efectos en los hombres que lo siguen y lo practican, pero sigue siendo un deporte muy machista aunque cada vez hay más mujeres apasionadas de este deporte y eso será siempre muy positivo para el deporte aunque queden todavía muchas actitudes cavernícolas… en cuba ha avanzado mucho en los últimos años, por diversas causas, pero no estoy seguro de si algún día podremos asistir a un mundial… al menos la esperanza de seguir ampliando participantes a mí no me gusta, porque ya se ven horrores, si se sube a 40 equipos se verían infamias… un cuba-méxico quedaría 0-8… quién quisiera ver eso?… no me parece que favorezca al mundial como espectáculo… pero, independiente de la asistencia o no a un mundial, la penetración del futbol en cuba es muy fuerte y aunque para algunos es casi una profanación del templo del beisbol, las condiciones sociales -que son las que definen muchas cosas- empujan a este deporte y, aunque prefiero la pelota -como llamamos en cuba al beisbol- considero que el fútbol y su práctica trae muchas cosas positivas…

    Me gusta

  2. De acuerdo, el fútbol lo hicieron para machos y las mujeres, poco a poco, están tomando su lugar, eso es genial. Cuando aparecen los inversionistas y especuladores se meten en el fútbol, lo transforman en una mercancía. En el Mundial de la FIFA hay mucho de eso y por esa razón los escándalos de los dirigentes sancionados y expulsados de la FIFA. No sé mucho del béisbol y me gustaría conocerlo a fondo para estudiar su magia y su ritualidad, ese goce sagrado en cada partido que despierta emociones encontradas y nos hace compartir la grandeza de estar juntos en esos espacios donde, a pesar de ser masa, somo personas de carne y hueso. Me tiraste chispas que me pusieron a volar. Gracias por tus comentarios desde Cuba. Tan valiosa.

    Me gusta

  3. Hola Guillermo,
    Hoy he visto a Colombia ir a más en el partido con Polonia. Tres goles como tres soles, una victoria merecida y la esperanza de pasar a octavos. Senegal no se lo pondrá fácil pero confío en que “la selección cafetera” (como la llama con afecto el locutor español) lo logre.
    Durante años fui de terreno en terreno de fútbol en Bruselas, acompañando a uno de mis hijos que jugó desde los seis a los 17 años en equipos que eran una escuela de vida, de respeto y de trabajo común. Concuerdo pues con Albert Camus y contigo. Mi hijo es hoy la prueba de que el fútbol puede ser un gran factor en la formación moral de hombres abiertos a los demás, perseverantes y (como hoy dicen los consultores) resilientes, o sea con el aguante y el coraje que la vida requiere,
    Un abrazo
    Ramón

    Me gusta

  4. Oh que buena alegria me da tu mensaje. Todos quienes amamos el fútbol le debemos algo, también fue semejante con mi hijo cuando trabajó de recogedor de balones en el estadio. Ese fue su primer trabajo y estuvo feliz ahí

    Me gusta

  5. Magistral! El enamoramiento de la literatura con el fútbol,ya que va entrelazando los sentimientos desde lo sublime de un juego limpio hasta lo ruin del marketing de un equipo.

    Me gusta

  6. Los seres humanos no somos ni dioses, ni angeles, ni demonios, somos todo eso, cada quien en lo suyo y cada uno en su rol según esa triada; en el fútbol, el ritual del juego une todo eso y lo sublima con jugadas maestras y sucias, con negocios sanos y oscuros y las barras de la masa ahi, todos en esa fiesta que nos une y nos embriaga. El futbol nos da el placer de ponernos la camiseta y lucirla mientras escondemos penas o en ella aflorar los miedos en violencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.