Climas de amor vacio

Al acercarse la hora se enlobreguece una nube, y un terror no se de qué me cubre con la sombra.

Walt Whitman


La lluvia de Marsella

Hay pasiones de intenso dolor y excitacion psicológica y romántica. Robert Stenberg. Psicólogo estadounidense en su teoría del amor triangular.

Ha sido fuerte noche y día
todo en él torbellino.

Gira un cielo nebuloso en su ciudad
automóviles atorados en la luz,
ha visto adentro enormes ojos,
ocultan con smog sucios temores.

Escucha voces nerviosas de arrabales
discreto ve catástrofes vuelan papeles,
calles sombra y tizne tras los árboles
olfatea humedad, sudores y migrantes sin norte.

Alerta en su ciudad martillada por el agua,
granizo en su planeta truenan adversidades
la chica del cartel se bambolea sobre las horas.

La chica que espera el amanecer- Monterrico. Fotografia de Misael López

Pensar en ella es el verano y el invierno
el viento crece y llueve más
palabras que fluyen al pensar.
Escúchame, abrázame, asáltame,
noche de los torrentes
los abrazos ausentes y la lluvia.

Viaja por el tiempo y la ciudad
todo en él se detiene,
la lluvia al calor de julio guarda sudores en pañuelos
no cesan los olores de flores prisioneras en su armario
un bus pasa y deja tierra de colores
giran en el espacio vuelos de mariposas
temblores de los árboles
besos ausentes
expectativa de las tardes sin su nombre.

La noche estrellada – Vincent Van Gogh 1889.

Desde su ventana ve las constelaciones
vuelo, viento y pensamiento
la fuga del verano en habitaciones sórdidas
olores de naranjas, sentires,
limoneros y cielo ilusionado.
Observa en su escritorio a la muchacha de la fotografía
saborea un beso de mandarina
piel de mango dulce canela

Su mundo está loquísimo y camina dando tumbos
estrella tras estrella,
luna de mandarina, planetas de basalto
la libertad anda con ella en busca de lugares no exactos
camina el territorio de los sueños y arrea brinconas huellas .

Ven sabiduría a iluminarnos, sin frio ni calor y sin condena

Explícanos los cambios del planeta,
la trampa de los climas con beso de borrasca
la tristeza que quema con polvo de estrellas
el sufrido mal de amores verdes trasnochados
la columna roja del último beso sin saliva
sin sostenes en agua de colores con perfumes.

Cantan voces de meteorólogos
anuncian con arpas de profetas
el hielo que se funde en polo norte
corrientes que enamoran al agua rebanada
huracanes que rebasan las orillas de las islas

El canta un amor lacustre con sedimentos negros
acaricia sus días de sequías con zarzas y espinas.

Pasaje con sol y lluvia -Javier -Niño de 5 años

Ven sabiduría a iluminarnos, sin frio ni calor y sin condena

Sosiégalo en sus tardes con granizo
amárralo con rayos sagrados de tierra fogosa
apacígualo con fuerza de relámpagos

Ven lluvia complaciente y la luna de la charca
fisgonéala en la ventana que no le corresponde
espíala con mirada transparente de gnomo con diadema
cierra la hendija de sus ojos, llena su soledad
llévale la humedad perenne de su piel
la noche gotea y gotea con ella ausente en los andenes
la ve empapada que canta en el bullicio del invierno.

Verano lento con toda tu alegría, se su prueba de fuego
en su calle una figura sin contornos va y regresa
en un cotidiano ejercicio del tiempo afanoso de ciudad
camina tras los buses, lo miran las hiervas matinales
siente su canto tímido de veinte años sin ella
hay gritos en campos arrasados por el fuego del planeta.