Impresionantes retratos muestran como se ve la belleza en todo el mundo

Originalmente publicado en SCOPIC IMPULSE:
? Katmandou, Népal. The Omo Valley, Ethiopia Khanom, Thailand Medellín, Colombia Little India, Singapore Maramures, Romania Havana, Cuba Otavalo, Ecuador Colombia San Francisco, Etats-unis Yango, Myanmar new-York, Etats-unis Rio de Janeiro, Brazil Cuenca, Ecuador Amazon Rainforest Ethiopia Chang Mai, Thailand Oxford, United Kingdom Rio de Janeiro, Brazil Riga, Latvia El…


MUJERES HERMOSAS
Las mujers están sentadas o caminan de un lado a otro;
unas son viejas, otras jóvenes,
Las mujeres jóvenes son hermosas – pero las mujeres viejas son más hermosas que las jóvenes.
Walt Whitman – poeta norteamericano, Hojas de hierba, pág 399, Editorial Novarro, Edición noviembre 1999

SCOPIC IMPULSE

original_1491442504201_pt30jr61kadybtgtx1or Katmandou, Népal.

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere111 The Omo Valley, Ethiopia

22 Khanom, Thailand

376805-900-1452587844-19337810-900-1452536596-woman-beauty-atlas-mihaela-noroc-195__880 Medellín, Colombia

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-4 Little India, Singapore

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere16__880 Maramures, Romania

different-countries-women-portrait-photography-michaela-noroc-havana-cuba Havana, Cuba

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-noroc-8 Otavalo, Ecuador

Andy-in-Medellin-Colombia-Mihaela-Noroc-Graine-de-Photographe1 Colombia

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere17__880 San Francisco, Etats-unis

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere18__880 Yango, Myanmar

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere7__880 new-York, Etats-unis

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere9__880 Rio de Janeiro, Brazil

Klara-in-Cuenca-Ecuador-Mihaela-Noroc-Graine-de-Photographe1.jpg Cuenca, Ecuador

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere14__880 Amazon Rainforest

kako-se-definira-ubavina-niz-svetot-115707 Ethiopia

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-noroc-5 Chang Mai, Thailand

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-3Oxford, United Kingdom

377105-900-1452587844-19337360-900-1452536596-1-16Rio de Janeiro, Brazil

different-countries-women-portrait-photography-michaela-noroc-3-riga-latvia Riga, Latvia

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-noroc-13 El Paico, Chili

different-countries-women-portrait-photography-michaela-noroc-15-tibet-china Tibetan Plateau, China

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-noroc-9 Mawlamyine, Myanmar

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere13__880 San Pedro de Atacama, Chile

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere15__880 Maori Marae, New Zealand

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-2 Sydney, Australia

I-photographed-women-from-37-countries-to-show-that-beauty-is-everywhere8__880 Nasir al-Mulk, Iran

women-portraits-atlas-of-beauty-mihaela-noroc-noroc-10 Colca Valley, Peru

Stunning Portraits Show What Beauty Looks Like Around The world

More info: indiegogo.comFacebook | Instagram | Tumblr

Since 2013 photographer Mihaela Noroc has traveled the world with her backpack and camera taking photos of everyday women to showcase the diversity of beauty all around us. The Atlas of Beauty is a collection of her photographs celebrating women from all corners of the world, revealing that beauty is everywhere, and that it comes in many…

Ver la entrada original 67 palabras más

Seis cosas – Solo una


Mirá las cosas que uno se encuentra y escucha por ahí.

1 Silvio Waisbord  en el periódico Clarín de Buenos Aires, 29/12/2017: “Las razones que nos unían a las certezas y la realidad están en crisis. Algunos oportunistas crean mundos concretos”.

Más nos enseñan los buenos viajeros, regresan y al momento piensan en el siguiente viaje, su vitalidad está en las aventuras de los lugares nuevos.  

2 Palabras de Samuel, un bebedor en la plaza de Tuluá, en el centro del Valle del Cauca, él leía el País de Madrid en una tableta que le envió su hija desde Madrid; entontes comentó: —Dizque estamos en la era de la política de la posverdad, dice aquí que lo declaró el Diccionario Oxford.

Y le replicó su amigo: Pero mirá, la verdad era la joya más preciosa de mi abuela, y ahora en la época de la minería ilegal y los negocios huecos, es una moneda sin valor. Ya no creo en el señor de los milagros.

Por esa razón su marido prefería gastarse el dinero en boletos de avión para sus viajes por el mundo, mientras refutaba a la abuela: “Las verdades y las falsedades están por ahí regadas” tu sabrás, entre esas cosas maravillosas que están en todos lados, que verdad acoges.

3 Parecía responderle Fabio Alzate, sentado en el Café Apía, un pueblito escondido en la Cordillera Cordillera Occidental en la via hacia el Chocó, mientras hablaba con Rodrigo, a quien su hijo le envió una impresora. —Vea mijo, es por el auge de las reproducciones en 3D, un amigo de Marsella hacía pesebres con un aparato de esos. Cuando le vi esos muñequitos que llaman los pastores, pensé en otra realidad, parecida a los hechos políticos que tienen varias caras, todo según el jugador y todos tienen máscaras, cada uno toma cada cara de los hechos, presenta las cosas como más conviene, hace jugadas ocultas, y su corazón es un titiritero que se mueve entre su costal de rencores e ilusiones, ese costalado muchas veces tiene rotos desde donde se dispara o entran balas.

El vecino de Fabio le escuchaba y le aducía: vea mijo, quizá por esos peligros que señalas es mejor viajar y conocer lugares nuevos, después de mirar y sentir otros mundos, aprendí a apreciar mejor mi mundo, aunque por acá suenen balas de las mismas que vuelan por todos lados. Las balas obnubilan y enloquecen el mundo.

4 Y escuche esta otra de un matemático en la U Santiago de Cali, se tomaba un café y opinó: — Lo que se dice en la política, siempre ha sido brisa y viento; lo más perverso hoy, ya no es un imaginario de ideales, son dardos y adulaciones de una guerra entre múltiples contrarios; o si no vea, hay un periodista que tira dardos en un tiro al blanco, él acoge una imagen de lo real y la dispara en un espejo roto donde cada fracción de la verdad tiene ilusiones y huecos negros, ahí unos mencionan lo que otros quieren oír, y también por ahí quiere contar lo que se replica en los odios que reproducen las redes sociales.

La profesora Mariela, quien ve esas fracciones de la verdad, dice y piensa que su mejor verdad estará los sellos que llenen su pasaporte, serán sellos de muchos lados y huellas para un verdad suya que llene sus sueños de viajera.

5 Maritza, funcionaria de ojos verdes en la alcaldía de Cali: —Los afiches y la labia de los políticos, son verdades encubiertas y creencias segmentadas, aquí y en todas partes, las mentiras chorrean en muchas direcciones, las ciudades son bosques en una red de ecología digital donde fluyen ríos de baba y de conversaciones.

Maritza se detuvo después y pensó en su conversación. Se relajó y estuvo segura: los ríos que mejor fluyen son los que conoce en sus viajes. Le suena el agua en el oído y prefiere el sonido de las corrientes que van al mar y el la lluvia.

6 Juan Guillermo Ángel, ex alcalde de Pereira y ex senador, mientras juega billar y atina la carambola 40: —uno jamás se podrá decir que es, ni ex político, ni ex-marica.

A su lado un político solterón ve rebotar las bolas de billar, recuerda que ha dejado dos proyectos de boda, sus dudas y una causa lo impulsaron a vivir en su propio juego, mejor que gastarse el dinero en rituales de apariencias de donde sale la pareja a divorciarse a los tres años, decidió invertir ese dinero en un buen viaje con la pareja y selló con ella en el camino, al pie de cualquier árbol, un pacto de libertades. En la segunda ocasión, con otra mujer, sin la promesa de un nuevo viaje, echaron a rodar una relación que estaría encerrada en una mesa de billar, se encontrarían como ahí, en choques amorosos, y después del rebote rodar libres. Los impulsos del taco de la vida los volverían a encontrar en un juego que también caduca como las partidas de billar.